Técnicas para generar ideas: Misión Imposible

Esta semana en el “De Què Parlem?” te traemos una nueva técnica para fomentar la generación de ideas y estimular la creatividad: la técnica de la Misión Imposible.

Cuando hablamos de misión imposible nos puede venir a la mente la película de Tom Cruise. Pues bien, tal y como pasa en la película, por muy complicada que sea una misión y por muy “imposible” que se vea, siempre se puede conseguir, ya sea utilizando el ingenio o trabajando bien los recursos y la creatividad.

Esta técnica forma parte de las técnicas de Gamestorming y pone a prueba los limites establecidos. Este juego creativo de Gamestorming se debe desarrollar en pequeños grupos de trabajo, durante unos 30 minutos donde el equipo pensará sobre esas hipótesis y cómo obtener ideas o posibles soluciones en relación a una pregunta central.

¿Cómo llevarla a cabo?

1. En primer lugar, quien lidere el juego deberá preparar una serie de preguntas que conecten la parte más racional, tecnológica… con la parte más emocional de la resolución del problema. Por tanto, debemos de plantearnos una pregunta imposible, la cual será el eje central del ejercicio. Unos ejemplos serían:

  • ¿Cómo construimos un edificio… en un día?
  • ¿Cómo podemos hacer circular un coche… sin combustible?
  • ¿Cómo sería una bebida… sólida?
  • ¿Cómo podemos navegar por Internet… sin tener conexión?
  • ¿Cómo podemos beber agua con la boca… cerrada?

2. Tras el planteamiento anterior, tal y como se ha comentado, se pueden crear grupos pequeños de participantes que durante unos 30 minutos desarrollen ideas con  enfoques orientados a desafiar a lo imposible.

3. Al finalizar este plazo de tiempo, los diferentes equipos creados pueden exponer los resultados lo trabajado al resto y se procederá al cierre mediante un debate reflexivo para definir enfoques comunes y, sobre todo, aquellos enfoques disruptivos que puedan ser más arriesgados pero tengan un componente creativo diferencial que ayuden al desarrollo de la nueva idea.

Así pues, cuando el reto creativo nos pone contra las cuerdas por su dificultad y el tiempo disponible para obtener soluciones válidas, el método misión imposible puede ser una buena técnica creativa para hallar alguna solución óptima al problema planteado, convirtiendo así lo imposible en posible.

 

Fuentes:

Otros artículos

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*