Consejos para un buen día en la playa o piscina

Esta semana en el DQP Summer! te traemos recomendaciones y consejos a la hora de pasar un buen día en la piscina o en la playa.

Tener prudencia y actuar con sensatez es garantía de tener un baño seguro para ti y los que te rodean. Si tomamos ciertas precauciones respecto al sol y las comidas, evitaremos consecuencias a corto y largo plazo.

Para ello, vamos a descubrir unos consejos que encontramos en el diario ABC y 20 minutos.

– Leer detenidamente las normas establecidas en el recinto, ya sea playa o piscina, y por supuesto, cumplirlas y hacer que se cumplan.

– Antes de tomar el sol debe evitarse el uso de productos que contengan alcohol y perfumes, como las colonias y los desodorantes, pues pueden producir manchas en la piel.

– Las primeras exposiciones al sol deben ser progresivas, en dosis de 10, 15 y 20 minutos y preferiblemente en movimiento. Según indica el articulo del diario ABC, no se recomienda tomar el sol durante más de media hora al día.

– Llevar siempre elementos de protección como protectores solares, chanclas, toallas o refrescos. Cada piel necesita un tipo de crema protectora (recomendadas las de factores 30 o 50), que debe aplicarse media hora antes de la exposición al sol y reponerse cada dos horas y después de cada baño. No deben utilizarse cremas solares de años anteriores, porque pierden eficacia.

– Entre las 12.00 y las 16.00 horas se deben extremar las precauciones, ya que es el momento del día en que las radiaciones solares son más agresivas. Se recomienda resguardarse del sol bajo los árboles, sombrilla o aumentar la protección. Se recomienda el uso de Gorras y sombreros para cubrir nuestras cabezas, camisetas o pareos son algunas de las prendas que nos ayudarán frente a los fuerte rayos del sol.

– Cuando tomamos el sol debemos usar gafas homologadas, que nos protejan de la radiación solar. También lápiz o barra de labio fotoprotectoras. La cara, el cuello, la cabeza, el escote y las orejas son zonas más sensibles al sol, por lo que debemos ser más cuidadosos a la hora de protegerlas.

– Se recomienda ducharse antes y después del baño y no hacer ejercicio después de comer. Es bueno darse duchas y baños a menudo para rebajar la temperatura corporal; así nos aseguramos de que la piel se mantiene limpia e hidratada. Eso sí, después de cada baño debemos aplicarnos una nueva capa de crema protectora.

– Recuerda beber líquidos en abundancia (incluso sin tener sed) y mantenerse hidratado son fundamentales para compensar la pérdida que produce en nuestro cuerpo la exposición solar.

– En cuanto a las comidas, es importante comer platos ligeros como las ensaladas y las frutas evitan digestiones pesadas y difíciles. Asimismo, son un aporte extra de hidratación, ya que contienen mucha agua.

– Por seguridad, se recomienda no correr por el bordillo de la piscina ni bañarse cerca de las zonas rocosas en las playas.

Antes de saltar al agua, tanto en la piscina como en la playa, debemos mirar para comprobar que no hay nadie en la zona ni ningún elemento peligroso que pueda hacernos daño y conocer la profundidad.

– Otra norma importante, es no empujar ni realizar juegos peligrosos.

– Se recomienda llevar anotado en algún sitio un teléfono de algún familiar o de contacto para casos de emergencia. En el caso de los niños, además, deben estar vigilados por una persona adulta en todo momento.

– Ante cualquier duda o situación de peligro acudir al socorrista.

 

Información extraída de:

¡Canal de Twitch! ¡Síguenos en el mundo gaming!

Otros artículos

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*