Consejos para ahorrar energía en el hogar

A estas alturas del año ya estamos pensando en la cuesata de enero, aunque en realidad todos los meses tienen su cuesta. Para aprender a ahorrar en consumos y gastos del hogar, especialmente en los de energía, en la web www.elmueble.com nos proponen una serie de medidas muy interesantes. A continuación tienes un resumen de las más relevantes:

  • Planifica la iluminación. Es importante para no gastar más de lo deseado en luz. Además, si pintas las paredes y el techo de un color claro ganas en luminosidad y, en consecuencia, consumes menos luz.
  • Limpia bombillas y pantallas. Conserva limpias las bombillas, ya que la suciedad absorbe la luz y consume más electricidad para lograr una determinada intensidad. Hazlo a menudo, siempre con la bombilla apagada. Repite la misma operación con las pantallas de las lámparas.
  • Cuidado con los vampiros. Dejar los electrodomésticos o el ordenador con el piloto encendido encarece la factura eléctrica entre un 5 y un 16%. En lugar de apagarlos por el mando y dejarlos en stand-by, enchúfalos a una regleta con interruptor. Así, con tan solo apagarla los desactivas del todo.
  • ¿Cuál es la tempertatura de confort? Se estima que 20 ºC es la temperatura óptima para toda la casa. Por cada grado de más, el consumo se incrementa entre un 5 y un 10%. Por la noche y cuando no estés ponla a 15 ºC. Una buena graduación de la temperatura te puede ahorrar unos 100 € al año.
  • Abrir el frigorífico solo cuando es necesario. Cada vez que abres el frigorífico desperdicias un 7% de energía
  • Microondas mejor que horno. El microondas gasta mucha menos energía que un horno. Pero si vas a utilizar este último, cuando esté en funcionamiento, no lo abras mucho.
  • Lavar, ¡en frío! Si lavas en frío ahorras, ya que casi un 90% de la energía que consume una lavadora es para calentar el agua.
  • Instala aireadores y reductores de caudal en los grifos. Instalar un aireador a la grifería es muy fácil, ya que se compran en la ferretería y se enroscan al caño del grifo. Y si también instalas un reductor de caudal, el consumo de agua de los grifos pasa de 15 a 8 litros por minuto y el de la ducha de 20 a 10 litros. Una grifería tradicional tarda casi un minuto en alcanzarla temperatura deseada, mientras que una termostática invierte dos segundos. Esto ahorra unos 80.000 litros de agua al año. Es posible sustituir el cartucho cerámico por un kit termostático y no tener que cambiar el grifo.
  • Cuidado con las fugas. Se estima que un grifo que gotea desperdicia unos 35.000 litros de agua al año. Cuando detectes que pierde agua, cierra la llave de paso cuando no lo utilices. Puedes hacer lo mismo si tu inodoro pierde agua. Para detectar la fuga, pon unas gotas de colorante en la cisterna.
  • Mejor ducharse. Si te duchas en lugar de bañarte puedes ahorrar hasta 70 litros de agua cada vez.
  • Productos de temporada. Los productos de temporada son más económicos (hasta un 15%) y conservan sus propiedades nutritivas.

Otros artículos

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*